Lactobacilos

Los lactobacilos son bacterias llamadas lácticas. Están presentes en ciertos medios como la vagina o el intestino. La vagina de la mujer posee una flora bacteriana específica, los lactobacilos, que protege esta zona frágil. Si están presentes en cantidad suficiente, los lactobacilos contribuyen al mantenimiento de un pH óptimo en la vagina para impedir la proliferación de gérmenes y hongos patógenos. Para ello, producen sustancias que estimulan las defensas inmunitarias locales, frenan el desarrollo de las bacterias y limitan su adherencia a la mucosa vaginal.

En el equilibrio de esta flora, las bacterias desempeñan un papel protector contra los microbios gracias a sus propiedades (peróxido de hidrógeno, ácido láctico), que permiten frenar el desarrollo.