Pie de atleta

El pie de atleta es una infección fúngica (por hongos) que afecta generalmente a la piel situada entre los dedos del pie. Se llama así porque los deportistas forman parte de las principales poblaciones afectadas. Existen varios factores de riesgo: andar descalzo en la piscina, llevar zapatos y calcetines sintéticos, etc.

Para prevenir esta infección, después de la ducha o al salir de la piscina, se recomienda secarse bien los pies, en particular entre los dedos, y con una toalla limpia. También se recomienda llevar calcetines de algodón o lana, que, al contrario de los calcetines de acrílico, absorben la humedad.