Forma y vitalidad

Recobre energía y dinamismo

Sus hábitos de vida pueden ser un factor de estrés, agotamiento, etc. El cansancio puede influir en su vida de madre o mujer, en el trabajo o en la pareja. He aquí nuestros consejos para ayudarla a recobrar energía y dinamismo.

 

La alimentación

Las vitaminas son primordiales para mantenerse en forma y con energía. Para ello, se recomienda consumir por lo menos 5 frutas y hortalizas al día ricas en vitamina C, como la grosella negra, el kiwi, los cítricos, el perejil, la col, etc. y en hierro, como las leguminosas. Incluya también los cereales, que constituyen el principal carburante para aguantar toda la jornada.
Recurra también a los complementos alimenticios para hacer un tratamiento dinamizante de vitaminas y minerales.
Resulta igualmente  fundamental beber un litro y medio de agua al día. La falta de agua dificulta los intercambios en el organismo y eso puede ser muy agotador.

 

El deporte

La práctica de una actividad física regular también resulta muy útil para luchar contra la falta de vitalidad. El deporte tonifica el cuerpo, estimula la moral y ayuda a dormir bien.
Se recomienda hacer una actividad deportiva de 2 a 3 veces por semana, durante 30 o 45 minutos, o caminar 30 minutos al día.

 

El sueño

Un buen sueño reparador es esencial para mantener la forma y la energía, y borrar el cansancio físico y/o nervioso.
Aprenda a conocer su ritmo observando su estado de forma: la hora a la que tiene que acostarse para sentirse bien, la cantidad de horas que necesita, etc.

DR. Gilles Brami