Piernas cansadas

Todo el mundo puede verse afectado por el problema de las piernas cansadas, principalmente las mujeres y aún más las mujeres embarazadas o las que ya tuvieron varios embarazos. Pero los hombres no se salvan.

Por suerte, existen acciones que pueden hacerse a diario para recuperar unas piernas ligeras.

 

¿Cuáles son las causas y los factores agravantes?

Los factores hereditarios, la cantidad de embarazos y el embarazo como tal, la píldora, la menopausia, el envejecimiento natural (pérdida de energía) y ciertos tratamientos hormonales forman parte de los principales denominadores comunes de las personas con problemas de piernas cansadas, al igual que sucede a las personas con sobrepeso. Obviamente, una posición de pie prolongada no favorece en absoluto la sensación de ligereza.

Por último, todas las fuentes de calor en las piernas pueden acentuar el fenómeno de las piernas cansadas al dilatar las venas: calefacción por suelo radiante, baños prolongados, etc.

 

Consejos para recuperar unas piernas ligeras:

 

Acciones recomendadas :

  • Practique una actividad física regular y/o 30 minutos de marcha activa al día.
  • Eleve el colchón por el lado de las piernas.
  • Aplique a menudo un chorro de agua fría empezando por los pies y subiendo hasta los muslos o, aún mejor, pase sucesivamente del agua fría al agua caliente varias veces y termine con el agua fría para estimular la pared venosa.
  • Antes de irse a la cama, levante las piernas en posición vertical, apóyelas contra la pared y haga una serie de flexiones/extensiones/rotaciones del tobillo para drenar eficazmente la pierna.
  • Póngase calcetines o medias de compresión.
  • Utilice un gel o una crema con activos descongestionantes y tonificantes, y proceda a un masaje de las piernas desde abajo hacia arriba, para estimular la circulación sanguínea de retorno.

 

Acciones que se deben evitar :

  • Evite quedarse demasiado tiempo de pie o sentada.
  • No se quede con las piernas cruzadas.
  • Evite exponer las piernas al calor (baños calientes, a menos que saque las piernas de la bañadera, calefacción por suelo radiante, etc.).