Léxico

    Sofoco

    Alude a una manifestación muy frecuente de la pre-menopausia y menopausia, en que la mujer experimenta una sensación de calor intenso, con sudores y aumento de la frecuencia cardiaca. Se deben generalmente a la modificación hormonal que interviene durante ese periodo a raíz de la reducción de los estrógenos, que acarrea un desequilibrio de los centros termorreguladores.

    Calambre

    Un calambre es una contracción involuntaria, pasajera y dolorosa de un músculo. Los calambres son más frecuentes en las personas mayores, las mujeres embarazadas y los deportistas, y en muchos casos son nocturnas. Para prevenir los calambres, la utilización de un complemento a base de magnesio, cobre y potasio puede ayudar a suplir las eventuales carencias que suelen causar estos calambres. En caso de calambre, se recomienda estirar el músculo afectado y aplicar una crema descontracturante.

    Cistitis

    Se trata de una inflamación de la vejiga que afecta principalmente a las mujeres. Esta inflamación suele deberse a unas bacterias que llegan hasta la vejiga por la uretra. En caso de cistitis, se recomienda beber mucha agua para eliminar la mayor parte de los gérmenes. Hace falta consultar a un médico, que podrá recetarle un tratamiento antibiótico adaptado y proponerle eventualmente unos complementos a base de plantas como la gayuba o el arándano, que presentan propiedades diuréticas y antisépticas. Para su higiene íntima, se aconseja utilizar un producto de higiene que calme las irritaciones. Si los síntomas persisten, le recomendamos que consulte a un médico.

    Dermatitis atópica

    La dermatitis atópica afecta más o menos entre al 15  - 20 % de los bebés. Se trata de una forma de eccema que se declara generalmente entre 3 y 6 meses después del nacimiento. Se acompaña de rojeces, picores, piel seca. En ciertos casos, pueden supurar las lesiones y formarse costras. Si bien es más rara, la dermatitis atópica afecta también a los adultos. En caso de dermatitis atópica, se recomienda evitar los productos de higiene  agresivos no adaptados y utilizar productos de higiene sin jabón, bajo la forma de barra o espuma. Después del aseo, se aconseja secar sin frotar y aplicar productos calmantes. Se recomienda consultar a un médico.

    Dermatitis del pañal

    La dermatitis del pañal es una irritación de la piel de las nalgas frecuente en los recién nacidos. La dermatitis del pañal suele estar vinculada con el roce y la maceración de la orina y las heces en los pañales de los bebés. En caso de dermatitis del pañal, se recomienda cambiar los pañales cuantas veces sea necesario (por lo menos 8 veces por día), para que las nalgas se mantengan limpias y secas. También se aconseja aplicar un producto que absorba la humedad, proteja la epidermis del pañal y alivie la piel. Si los síntomas persisten, se recomienda consultar a un médico.

    Dermatitis del pañal

    La dermatitis del pañal es una irritación de la piel de las nalgas frecuente en los recién nacidos. La dermatitis del pañal suele estar vinculada con el roce y la maceración de la orina y las heces en los pañales de los bebés. En caso de dermatitis del pañal, se recomienda cambiar los pañales cuantas veces sea necesario (por lo menos 8 veces por día), para que las nalgas se mantengan limpias y secas. También se aconseja aplicar un producto que absorba la humedad, proteja la epidermis del pañal y alivie la piel. Si los síntomas persisten, se recomienda consultar a un médico.

    Insuficiencia venosa

    La insuficiencia venosa alude a un retorno incorrecto de la sangre venosa de las piernas al corazón. Esta patología afecta a las válvulas de las venas deficientes y puede acarrear una estasis venosa en las piernas, lo cual puede originar dolores y piernas pesadas. La insuficiencia venosa evoluciona de la sensación de piernas pesadas a la úlcera venosa, pasando por las várices. Pero a veces, las enfermedades venosas no presentan ningún síntoma. En cuanto aparezca la sensación de piernas cansadas, se recomienda consultar a un médico, que le aconsejará una crema para reactivar la circulación sanguínea. En función de la magnitud de los síntomas, también podrá recomendarle la utilización de venotónicos asociados o no con el uso de medias de contención.

    Intertrigo

    El intertrigo es una afección cutánea que se caracteriza por una inflamación en los pliegues (axila, ingle, ombligo, bajo los pechos, pliegue glúteo) provocada principalmente por la transpiración excesiva. La dermatitis del pañal del bebé es una variedad de intertrigo. En caso de intertrigo, se recomienda utilizar productos que absorben la humedad, protegen la epidermis y calman las irritaciones. Se recomienda consultar a un médico.

    Lactobacilos

    Los lactobacilos son bacterias llamadas lácticas. Están presentes en ciertos medios como la vagina o el intestino. La vagina de la mujer posee una flora bacteriana específica, los lactobacilos, que protege esta zona frágil. Si están presentes en cantidad suficiente, los lactobacilos contribuyen al mantenimiento de un pH óptimo en la vagina para impedir la proliferación de gérmenes y hongos patógenos. Para ello, producen sustancias que estimulan las defensas inmunitarias locales, frenan el desarrollo de las bacterias y limitan su adherencia a la mucosa vaginal.En el equilibrio de esta flora, las bacterias desempeñan un papel protector contra los microbios gracias a sus propiedades (peróxido de hidrógeno, ácido láctico), que permiten frenar el desarrollo.

    Leucorreas (pérdidas blancas)

    Las leucorreas son pérdidas blancuzcas. Estas secreciones de la mucosa vaginal o el moco cervical están presentes en estado normal variable en función del ciclo y de la persona. Si estas pérdidas blancas le molestan, puede utilizar toallitas íntimas suaves para refrescarse y limpiarse con toda suavidad y en todo momento. Si las pérdidas blancas se vuelven anormalmente abundantes, coloradas o malolientes, suelen ser el resultado de una infección vaginal bacteriana, micótica o parasitaria. En tal caso, se recomienda consultar a un médico.

    Menopausia

    La menopausia alude al cese fisiológico de los ciclos menstruales, debido a la interrupción de la síntesis y la secreción de las hormonas producidas por los ovarios (estrógenos y progesterona).Este periodo dura entre 45 y 55 años, y se traduce por una serie de síntomas como sofocos, perturbaciones psíquicas y sequedad vaginal.Por razones hormonales, las mujeres menopáusicas son las primeras afectadas por la sequedad vaginal. Resulta importante asearse con un cuidado suave adaptado y nunca lavarse más de dos veces por día.

    Micosis

    Una micosis es una afección provocada por hongos o levaduras. Muchos factores pueden favorecer las micosis vaginales: píldora y tratamientos progestacionales, tratamientos antibióticos, duchas vaginales, ropa interior sintética, pantalones demasiado ajustados, etc. En caso de micosis vaginal, se recomienda utilizar, en complemento del tratamiento recetado por el médico, un producto de higiene pH alcalino que permita reducir la proliferación de los hongos.En caso de persistencia de los síntomas, se recomienda consultar a un médico.

    Osteoporosis

    Se trata de una enfermedad que reduce la resistencia de los huesos y los fragiliza (modificación de la articulación). Así pues, las personas afectadas por la osteoporosis se exponen a un riesgo elevado de fracturas.La osteoporosis está provocada por un desequilibrio entre la resorción y la formación ósea que se traduce por una pérdida ósea, una fragilidad ósea y una alteración de la arquitectura ósea. Una carencia en vitamina D y/o en calcio representa un factor de riesgo de osteoporosis.La osteoporosis es una afección frecuente, en particular en las mujeres después de la menopausia.

    Pie de atleta

    El pie de atleta es una infección fúngica (por hongos) que afecta generalmente a la piel situada entre los dedos del pie. Se llama así porque los deportistas forman parte de las principales poblaciones afectadas. Existen varios factores de riesgo: andar descalzo en la piscina, llevar zapatos y calcetines sintéticos, etc.Para prevenir esta infección, después de la ducha o al salir de la piscina, se recomienda secarse bien los pies, en particular entre los dedos, y con una toalla limpia. También se recomienda llevar calcetines de algodón o lana, que, al contrario de los calcetines de acrílico, absorben la humedad.

    Prurito (picor)

    El prurito es un picor importante de la piel que obliga a rascarse. Si persiste, el prurito acarrea lesiones de rascado. Diversas afecciones cutáneas pueden originar el prurito: eccema, psoriasis, micosis, etc.  En caso de prurito, se recomienda utilizar un producto suavizante y calmante.Si los síntomas persisten, se recomienda consultar a un médico.

    Sequedad vaginal

    La sequedad vaginal es una insuficiencia o la ausencia de hidratación natural de la vagina. Las sequedades vaginales pueden estar vinculadas con el estrés, una higiene de vida inadecuada (como el abuso del alcohol o el tabaco), la toma de medicamentos o la toma de ciertas píldoras anticonceptivas. La intensa variación hormonal que tiene lugar durante la menopausia o el embarazo también es una de las causas principales de la sequedad vaginal. En caso de sequedad vaginal, se recomienda realizar suaseo íntimo con un producto de higiene suave sin lavarse nunca más de 2 veces por día, yutilizar un producto calmante. También se puede utilizar un gel vaginal hidratante.Se recomienda consultar a un médico.

    Sofoco

    Alude a una manifestación muy frecuente de la pre-menopausia y menopausia, en que la mujer experimenta una sensación de calor intenso, con sudores y aumento de la frecuencia cardiaca. Se deben generalmente a la modificación hormonal que interviene durante ese periodo a raíz de la reducción de los estrógenos, que acarrea un desequilibrio de los centros termorreguladores.

    Vaginosis bacteriana

    Se trata de un desequilibrio de la flora vaginal microbiana. Las bacterias presentes naturalmente en la vagina desempeñan un papel protector contra ciertas infecciones vaginales.La vaginosis desencadena síntomas clínicos como las pérdidas malolientes grisáceas (olor de pescado), dolores, picores e inflamaciones.

    Varicela

    La varicela es una enfermedad infecciosa contagiosa debida a un virus que suele declararse entre los 2 y los 10 años. Se manifiesta por la aparición de vesículas en todo el cuerpo del niño. Es una enfermedad extremadamente contagiosa (presencia del virus) y pruriginosa (cuidado con las lesiones de rascado). Para aliviar los picores debidos a la varicela, se recomienda tomar baños calientes, utilizar un producto de higiene  suavizante y calmante, y aplicar un producto calmante sobre la piel seca.Se recomienda también consultar a un médico.

    Vulvovaginitis

    Las vulvovaginitis aluden a la inflamación de la vulva y la vagina. Representan la causa más frecuente de los picores vulvares en la mujer. Pueden acompañarse de pérdidas blancas y dolores durante las relaciones sexuales. Las causas de las vulvovaginitis son infecciones microbianas, micóticas (por hongos) o parasitarias. En caso de vulvovaginitis, se recomienda utilizar un producto de higiene y calmante con pH alcalino, que permite reducir la proliferación de los hongos.Se recomienda consultar a un médico.