Laboratorios IPRAD Salud

Embarazo y nutrición

Vitaminas y minerales esenciales para el embarazo

Durante el embarazo, resulta importante tener un aporte de vitaminas y minerales suficiente para favorecer su estado de forma y el buen desarrollo del bebé:

 

La vitamina B9

La vitamina B9, también llamada ácido fólico, garantiza el desarrollo adecuado del sistema nervioso del bebé.

Una carencia de vitamina B9 puede acarrear trastornos en el bebé durante la fase embrionaria y generar problemas neurológicos.

Por ello, es frecuente proponer un suplemento de vitamina B9 antes del embarazo y por lo menos durante los 3 primeros meses del embarazo.

 

Hierro

El hierro se halla principalmente en los glóbulos rojos y su función consiste en garantizar una oxigenación adecuada de los tejidos. El bebé consume mucho hierro. El hierro también resulta esencial para la constitución de las primeras defensas inmunitarias del bebé.

Una carencia de hierro puede acarrear un cansancio intenso, trastornos de la concentración, irritabilidad, una disminución de las defensas inmunitarias, etc.

Las necesidades de hierro son dos veces superiores durante los seis primeros meses del embarazo, por lo que resulta fundamental tomar un complemento de hierro al principio del embarazo.También es indispensable durante las primeras semanas después del parto.

La absorción del hierro por el organismo es mayor si su consumo se asocia con el de la vitamina C. En cambio, el consumo de té reduce la capacidad de absorción del hierro.

 

Yodo

El yodo es indispensable para el desarrollo del cerebro del bebé. Una carencia en la madre durante el embarazo puede provocar retrasos de desarrollo intelectual más o menos importantes en el bebé.

Las necesidades de yodo aumentan durante el embarazo, por lo que se recomienda tomar un suplemento.

 

Magnesio

El magnesio influye en la evolución correcta del embarazo y en el desarrollo del feto. Un complemento de magnesio también resulta indispensable para limitar la aparición de calambres.

En efecto, los calambres (piernas, muslos, pies) son muy frecuentes en el segundo trimestre del embarazo. Suelen producirse por la noche y pueden ser muy dolorosos.

Estos calambres también pueden traducirse en un trastorno circulatorio o una necesidad de vitaminas B1 y B6, potasio y cobre.

 

Para el desarrollo correcto de su embarazo, resulta importante asociar un modo de vida sano y una alimentación variada y equilibrada con un complemento de vitaminas y minerales durante y antes del embarazo.

DR. Gilles Brami

Ce site utilise des cookies pour vous offrir le meilleur service. En poursuivant votre navigation, vous acceptez l'utilisation des cookies.